Para identificar las fallas que presentan las computadoras automotriz es importante tomar en cuanta el cómo están conformadas internamente, es decir su estructura o arquitectura electrónica. ¿Por qué? porque muchos de los procesos de reparación de computadoras están enfocados en corregir o remplazar componentes que hacen parte de un bloque interno de piezas que conforman una de estas funcionalidades. 

La Computadora Automotriz está compuesta por tres tipos de módulos de control que miden parámetros y entregan datos a los microprocesadores a través de los informadores. Estos son el módulo de control del motor (ECM por sus siglas en inglés de Engine Control Module), el de control de potencia (PCM o Power Control Module) y finalmente el que controla otros sistemas del coche adicionales a estos anteriores (VCM o Vehicle Control Module).

Te puede interesar, Video Tips ECU Automotriz

Cada módulo de la computadora automotriz mencionado es más completo que al anterior, o sea que el ECM controla sólo el motor, el PCM el tren de potencia con la trasmisión y el motor y el último el VCM que entrega datos sobre estos dos componente del vehículo mencionados además de controlar otros sistemas como por ejemplo los de frenos o los niveles de fluidos entre otros. Más allá de las mediciones básicas que realiza una computadora automotriz desde el módulo de control del motor y que hemos desarrollado en el artículo anterior, lo cierto es que este entrega datos y mide otros parámetros que van un poco más allá, en los vehículos tecnológicamente más avanzados o incluso en los de carreras. El control y mediciones que una ECM realiza en el waste gate del turbo en los automóviles que lo tienen incluido es un buen ejemplo de lo que mencionamos, en este caso la computadora automotriz es capaz de realizar un control de las pérdidas durante el funcionamiento del turbo optimizando su performance. Del mismo modo en los motores que cuentan con el doble de inyectores por cilindro o Inyección Banked, la computadora automotriz va configurando de manera constante el comportamiento de estos para conseguir una eficiencia máxima a partir de la inyección de combustible más precisa posible al momento de acelerar consiguiendo atomizar en el mayor rango de revoluciones por minuto.

Por último, otra de las mediciones y control que realiza la ECM en una computadora automotriz va por el lado del tiempo en que trabajan las levas, ya sea en la entrada o en el escape. Este es un control un poco más avanzado de los sistemas del árbol y le va tirando datos a la ECM sobre la forma de controlar las variables de tiempo optimizando el rendimiento. En algunos casos cuando una computadora automotriz se daña y deja de arrojar datos exactos mediante los informadores, es momento de detener el vehículo en un especialista que se dedique a realizar un diagnóstico de la falla que pueda tener esta. Si continuamos utilizando el automóvil cuando la ECU está fallando corremos serios riesgos de dañar el motor, la trasmisión u otras funciones imprescindibles del mismo. La mejor sugerencia viene por el lado de verificar con un mecánico especializado en el funcionamiento integral de la computadora automotriz si es viable repararla o no. A su vez, el técnico deberá ver si es viable para él acceder a la reparación porque no siempre se logra ya que los componentes son muy sofisticados y si falla alguno que no tiene solución pues no hay nada que hacer. De todos modos y según las estadísticas la reparación de la computadora automotriz es viable en un porcentaje muy grande de los casos y se puede ejecutar sin mayores inconvenientes.

Categorías: ECU AUTOMOTRIZ

0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *