Fases: En el primer paso se realiza un pre-acondicionamiento de la cámara de combustión debido al ingreso al cilindro de una cantidad pequeña de combustible.

Esto mejora el grado de rendimiento de la combustión en nuestro motor Diesel, a través de varios efectos. En principio, hay menos retardo del encendido de la inyección debido a un pequeño incremento de la presión de compresión por una combustión parcial previa.

También hay una disminución del ruido que produce el motor debido a un menor aumento de la presión de combustión. En conjunto hay una disminución del consumo y de las emisiones.

Cuando no hay inyección previa, el aumento de presión antes de que el pistón llegue a su altura máxima es muy pequeño y acompasa la compresión. Sin embargo, al iniciar la combustión la presión aumenta rápidamente, lo que se convierte en una fuente importante de ruido.

Por contrapartida, cuando existe una inyección previa, cuando estamos cerca de la altura máxima del pistón se alcanza una mayor presión y la presión de combustible aumenta en forma hace una curva menos empinada. A pesar de estas ventajas, en este curso de mecánica deseamos resaltar que el retardo generado por la inyección previa solo contribuye en forma indirecta a la generación de par motor, mientras que la magnitud de la presión de inyección no varía durante el proceso.

Te puede interesar, Video Tips de Diagnóstico y Ecus Diesel 

La segunda etapa del Common Rail es la Inyección principal. Esta es la fuente principal de la energía y de la generación del par motor. Y para finalizar la explicación del proceso en este curso de mecánica diesel hablamos de la inyección posterior, la cual se aplica luego de la inyección principal después que el pistón alcanzó la altura máxima y comienza el ciclo de descenso, proceso también conocido como punto muerto superior o PMS.

La función de esta inyección es administrar la cantidad de combustible en dosis exactamente controladas que serán introducidas en los gases de escape. En este caso, en lugar de quemar combustible el mismo es evaporado en los gases de escape debido a la presencia de calor residual.

La mezcla de combustible y gases que se produce es expulsada a través de las válvulas de escape, pero no totalmente. Una parte del combustible es retroalimentado y se vuelve a emplear en la combustión. Esto tiene el mismo efecto de una inyección previa.

El sistema de inyección posterior puede aplicarse para controlar la cantidad de aditivos que se le agregan al combustible y que se emplean en algunos tipos de convertidores catalíticos, también llamado catalizadores.

El sistema que hemos estudiado ahora en el curso de mecánica Diesel hace que el combustible diluya la concentración del aceite en el motor. Este es un efecto contraproducente, por lo que es necesario que el fabricante del motor lo tenga en cuenta pues podría no ser apropiada para nuestro vehículo Diesel.


0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *