Práctica Peligrosa: Reiniciar La Computadora Automotriz

Reiniciar el equipo de este modo no es aconsejable, a no ser que se trate de una urgencia.Y solo para personal Experto.

El problema surge cuando se enciende la luz de revisión del motor, que indica la necesidad de una reparación. Pero, quizás sólo necesite un reinicio de la luz de revisión del motor, no sea que la computadora a bordo haya inducido la misma alerta.
La mayoría de los conductores optan por desconectar la batería de su vehículo con el fin de quitar la fuente de alimentación de la computadora automotriz central.

Veamos cómo lo hacen:

  1. Levante el capó del vehículo y localice la batería; suele estar ubicada a la vista, o, en su defecto, bajo el asiento trasero o en un sector del guardabarros delantero. Si no la encuentra, consulte el manual del vehículo.
  2. Use una llave de ¾ pulgadas para desconectar el cable negativo (aislamiento negro) de la batería. Suele estar conectado en el poste negativo de la batería o, directamente, en la carrocería. Colóquelo de modo que no esté en contacto con un metal conectado a tierra.
  3. Con la misma llave, desconecte el cable positivo (rojo), afloje la tuerca y retírelo del borne de la batería, dejándolo lo más alejado posible y sin contacto con alguna pieza del automóvil (hay que tener cuidado porque siempre queda electricidad acumulada en el condensador).
  4. Descargue el resto de la corriente, manteniendo pulsados los frenos o el claxon, hasta que se agote totalmente la energía. De este modo, la computadora central quedará también sin energía y dispuesta para su reinicio.
  5. Debe esperar, como mínimo, 15 minutos para que se borren los bancos de memoria de la computadora automotriz. Muchas marcas de automóviles mantienen durante bastante rato la memoria, debido a una seguridad interna incorporada.
  6. Pasado ese tiempo, con la misma llave anterior conecte los cables negativo y positivo en el orden contrario al que fueron desconectados, es decir, primero el positivo (rojo) y luego el negativo (negro).
  7. Suba al vehículo y póngalo en marcha para suministrar energía a todos los sistemas, incluida la computadora.
  8. Compruebe que se ha apagado la luz de revisión del motor. Eso significa que habrá sido una falsa alarma.
  9. Use el vehículo, aplicando todas las funciones posibles (giro, marcha atrás, encender climatizador, tocar claxon, etc.) para que la computadora recalcule todo.

Es mejor utilizar un escáner de OBD II (ver otros artículos), que informa con precisión de los errores y permite eliminar el código de error de la memoria de la computadora automotriz. Este aparato está disponible en los talleres mecánicos e, incluso, en los concesionarios de vehículos como un servicio gratuito.

La pérdida repentina de energía puede provocar un modo a prueba de fallos en los equipos de sonido disuasivos o el sistema antirrobo del vehículo. Sea precavido y asegúrese de disponer de los códigos de restablecimiento adecuados antes de agotar toda la energía almacenada en su vehículo. Esto le evitará muchos problemas.


0 Comentarios

Deja un comentario

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.