Tratar con vehículos eléctricos no es nada fácil, por lo que considero necesario hablar sobre la protección que un técnico debe tener para hacerlo. Existen tres niveles que determinan la cualificación para las operaciones que pueden realizarse en vehículos con un sistema de alta tensión. Los niveles más altos, representan más exposición o más riesgo por parte del técnico.   

El Nivel 1, en el que se realizan trabajos no electro-técnicos, incluye labores referentes a la carrocería, cuidado del vehículo, cambios de ruedas, entre otros. Lo que significa que el nivel de riesgo es menor.

El Nivel 2 está compuesto por trabajos electrotécnicos y trabajos sobre componentes que están libres voltaje. Por ejemplo, actividades como desconexión, aseguramiento del cierre, determinación del estado libre de voltaje, reemplazo de componentes AV y extracción de enchufes y cambios de piezas (e.g. DC/DC convertidor, compresor AV).

Al anterior le sigue un Nivel 2b, que implica trabajar en sistemas de alta tensión intrínsecamente no seguros.

Y Por último, el Nivel 3 que está compuesto por trabajos sobre partes que tienen tensión y trabajos en sistemas HV y zonas próximas (como seguimiento de averías en partes con tensión). Esto significa que el grado de exposición es mayor.

Aterrizando en el tema y como algunos sabrán, los vehículos eléctricos poseen sistemas de alta tensión, lo que presupone un riesgo para el técnico automotriz, si éste no se encuentra debidamente protegido. Es por esto, que el técnico debe contar con un equipo de protección personal con ciertas especificaciones, que voy a describir a continuación:

  1. Casco de Seguridad de Electricista: este debe ser EN 50365 Y EN 397 con etiqueta 1000 VAC, sin ventilación. Son cascos que aíslan la electricidad y protegen de los golpes.
  2. Escudo de protección de cara del Electricista: Lo ideal es que sea Acc. a EN 166, con etiqueta 1000V.
  3. Guante de aislamiento de Electricista: Probado según EN 60903 Categoría III clase 00; 0,5 mm de espesor para tensión de funcionamiento de hasta 500 V.Clase 0; 1.0 mm de espesor, 410 mm de largo, para una tensión de funcionamiento de hasta 1000V
  4. Ropa protectora: Según EN 531 y EN 1149-1, los arcos de fallas se probaron con 10ka, 1s, frente y mangas dos veces.
Niveles de seguridad para operaciones en vehículos

Pero además del equipo de protección personal con el que deben contar los técnicos, es necesario que se utilicen los equipos de prueba y se realicen los procedimientos correctos, como lo requiera el caso.

Es importante que el técnico cuente con las herramientas de diagnóstico pertinentes (tema del que escribí recientemente en el Blog), cuente con un medidor de alto voltaje y otras herramientas aislantes. Por último, y no menos importante, se requiere que el técnico conozca de primera mano toda la información relevante del fabricante del automóvil que se va a tratar. 


0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *