¿Cuál es el costo de un módulo de control del motor? Todo propietario de automóvil, en algún momento, ha tenido que estar sin su vehículo por un período, por la necesidad que éste tiene de reparación o mantenimiento. Para la mayoría de las personas, cuanto más tiempo está su vehículo en el taller, más perjudicial se vuelve para su vida diaria y es menos probable que se ahorre dinero, debido al costo de reparación del automóvil. Siempre hay una sensación de urgencia al llevar su vehículo a reparar, así que no es de extrañar que muchos propietarios de automóviles hayan pensado primero reparar sus vehículos en un concesionario por la conveniencia.

Sin embargo, cuando se trata de problemas con el sistema de gestión del motor, puede encontrarse pagando una cantidad exorbitante por estas reparaciones. Hay muchas razones que explican el alto costo de reemplazo del PCM (módulo de control PowerTrain) o su sistema de control. Esto es en parte, por las complejidades del sistema del módulo de control del motor. Aunque estas complejas reparaciones pueden hacer pensar que el concesionario es inevitable, existen alternativas que la mayoría de la gente desconoce. Si bien, ir al concesionario tiene sus beneficios en lo que respecta a la conveniencia, estas alternativas pueden ser más adecuadas para quienes buscan una forma más rentable de reparar su vehículo.

Costo del módulo de control del motor

Después de una cantidad de años, los fabricantes de los módulos de control del motor tienden a descontinuar sus módulos antiguos, haciendo que a los mecánicos les resulte más fácil reemplazar las unidades de vehículos usados. Dependiendo de la pieza, estas unidades de reemplazo pueden ser extremadamente difíciles de encontrar y la pieza sola puede costarle unos cientos de dólares. Los vehículos de combustible Diésel, como los Ford F250 y Dodge 2500, llevan computadoras de motor que son difíciles de conseguir, haciendo que la pieza cueste más. Estas unidades más raras pueden costar cerca de $ 1,000, si no más.

Módulo Control Motor

Además del volumen de producción de la ECU, la complejidad del software dentro de ella, es otra razón por la que la pieza resulta costosa. La computadora del motor es responsable de administrar todo el comportamiento del motor y controla el rendimiento y el estado del vehículo en su conjunto. Para hacer esto correctamente, la ECU debe programarse y actualizarse con un software sofisticado. Además de esto, la unidad está construida para resistir los elementos y entornos volátiles. Cuando se instala una nueva unidad, el concesionario debe programar y actualizar el software de la ECU mediante el uso de equipos costosos.

Costo de instalación

Aunque la instalación de la ECU es un proceso relativamente sencillo, es posible que cueste mucho por la mano de obra si se requieren diagnósticos y pruebas adicionales. Es raro que una ECU falle sin algún tipo síntoma externo: por desgaste, cableado defectuoso, mala praxis de un técnico inexperto o demasiado voltaje. Si no ha identificado esta causa antes de reemplazar la ECU, el centro de servicio automotriz tendrá que diagnosticar su vehículo con un scanner, multímetro u osciloscopio automotriz. Esto es para asegurarse de que el problema se solucione antes de que la ECU se dañe nuevamente.

Esto puede complicarse más si el problema no es evidente. Lo anterior es un riesgo, porque se trata del diagnóstico de PCM del módulo de control del tren motriz. Es muy común que los problemas parezcan ser un problema de ECU cuando, de hecho, en realidad es un problema en otra parte del vehículo. Esto significa que hay una gran cantidad de pruebas involucradas después de instalada la ECU, para garantizar que las reparaciones hayan solucionado completamente el problema. La prueba generalmente implica una prueba de caída de voltaje con un multímetro automotriz, que puede llevar mucho tiempo. No es sorprendente que la mano de obra cueste unos cientos de dólares adicionales dependiendo de la extensión de las pruebas. También puede encontrar que otros componentes también deben reemplazarse, como bujías o bobinas y cableado.

El costo de la pieza, además de la mano de obra, puede hacer que los propietarios de vehículos gasten entre $U 1,000 y $U 2,000 para reparaciones de ECU en un concesionario. Esto puede parecer abrumador y no es un gasto pequeño. Sin embargo, hay formas de minimizar este gasto para que los costos de reparación no sean tan intimidantes.

Por último, es muy importante señalar  que los técnicos automotrices deben prepararse cada vez más para solucionar los problemas tan complejos que representan las unidades de control electrónico automotriz. También es preciso afirmar lo rentable que resulta la reparación de la ECU, teniendo en cuenta que el costo de dicha reparación no supera ni en un 30% el valor de una pieza nueva. 

Créditos a Flagship One.

Curso Virtual Reparación y Diagnóstico de Computadoras automotrices